Hummingbird, Google se pone semántico

Escrito el: 25 octubre

Ha pasado un mes desde que Google confirmase, aprovechando la celebración de su 15 aniversario, que había reformulado su motor de búsqueda. Pese a elegir a un pequeño pájaro: Hummingbird (colibrí) como imagen de esta nueva modificación, los cambios que conlleva no son meros ajustes antispam del algoritmo como los impuestos por Pingüino o por Panda.

Google aspira a ser un buscador cada vez más inteligente, y a dar respuestas al usuario como si estuviese conversando con él. Un reto muy ambicioso teniendo en cuenta que estamos hablando de una máquina, por mucho que la compañía ajuste unas 500 veces al año los algoritmos responsables de rastrear la web.

El objetivo de Hummingbird

El objetivo del vuelo del colibrí es mejorar la experiencia de búsqueda de los usuarios. Google pretende detectar la intención del usuario cuando realiza una consulta. Se trata de que el buscador interprete peticiones como ¿dónde puedo tomar una copa?, en vez de que el usuario piense en “keyword” y escriba “mejores pubs en A Coruña”. Con la información de la que dispone, el buscador sabe que el que busca está en A Coruña y que el lugar donde puede tomar una copa es un pub, una cafetería, una discoteca… Con la mejora introducida, Google busca mostrar resultados no tanto en función del significado individual de las palabras que el usuario introduce, sino de la intención que tiene al realizar la consulta.

Aunque según anunció la compañía, Hummingbird afecta al 90% de las búsquedas, los equipos SEO no han detectado, de momento, un gran baile en los resultados. Todos los últimos cambios en el algoritmo han seguido la misma filosofía: primar el contenido de calidad de las webs. Los expertos que hayan seguido este mantra no deberán temer el “picotazo” del colibrí. Google seguirá penalizando webs que se limitan a encadenar palabras clave para conseguir que el buscador las muestre en primeras páginas cuando el usuario haga esa búsqueda. Ahora el buscador interpretará sinónimos, buscará entender la semántica de la frase y mostrará resultados que puedan ofrecer una información útil al usuario, sin necesidad de que su página contenga las mimas keywords que el usuario ha introducido.

Más móvil

Según reconoció Amit Singhal, vicepresidente senior de Google Search, Colibrí busca adaptarse a las cada vez más crecientes búsquedas desde dispositivos móviles. Muchos de los usuarios ya no teclean sus consultas, sino que las realizan a viva voz. En este tipo de búsquedas, las preguntas a Google son más conversacionales, de ahí el cambio de filosofía por el que se ha apostado.

El buscador líder pretende impregnar todo su sistema de respuesta con la filosofía del Gráfico del Conocimiento: la relación entre conceptos, que el usuario obtenga información relevante y que pueda seguir profundizando a través de filtros y contenido relacionado.

Google ha dejado claro cuál es el camino, pero no revela las 200 “pistas” que sigue su algoritmo para priorizar unas páginas sobre otras. Pese a la falta de información “oficial”, sus resultados hablan por sí solos sobre lo que le gusta al buscador: el valor que le da el usuario a esa web, los enlaces de calidad, las señales sociales (en especial los +1) o el prestigio del autor que escribe… Todos los indicios llevan al mismo lugar: información útil y de calidad.

Comentarios (1)
  • […] Lo que busca Google Colibrí es comprender la intención del usuario en los motores de búsqueda, lo que desembocará en una devolución de resultados más precisos. Me explico: Google tiene como objetivo responder a preguntas planteadas por sus usuarios, lo que significa que las búsquedas web que contengan palabras como “quién, qué, dónde, cómo, por qué, cuándo” serán más propensas a ser encontradas. Hummingbird dará prioridad al contenido que se ajuste de forma más certera a las búsquedas de los usuarios en lugar de a las palabras claves, de esta forma Google planea conseguir llenar las necesidades de sus clientes de manera mucho más eficiente. (shoutad.com) […]

 Previous  All works Next