Qué contenidos incluir en tu Estrategia de Marketing

Escrito el: 26 agosto

Aunque un mantra habitual para estrategias SEO y de Content Marketing sea “El Contenido es el Rey”, resulta más importante diferenciar qué tipos existen y cómo enfocarlos según los objetivos marcados.

A la hora de plantear una estrategia de Contenidos, lo fundamental es definir desde el principio la meta que queremos alcanzar. Dependiendo del tipo de acción que queremos llevar a cabo, existen diversos planteamientos a la hora de crear contenido. Kim Larson, directora de Google BrandLab -departamento de Google orientado al desarrollo de branding para grandes compañías- identifica hasta tres categorías distintas según su estructura y finalidad: contenidos Hero, contenidos Hub y contenidos House Cleaning.

Contenidos Hero: Posicionando alto

No se trata de un pájaro ni de un avión, pero tiene el mismo objetivo: situarse en lo más alto para que todo el mundo lo vea. Los contenidos Hero se caracterizan porque cuentan con una longitud muy extensa y muchos superpoderes: la información que ofrecen debe colmar tanto las expectativas de los lectores como las de los buscadores web. Consisten en contenidos cuya redacción agrada a los usuarios porque ofrece información muy interesante relatada de un modo fluido y ameno; y a la vez confeccionada con criterios SEO que contribuirán a su posicionamiento web.

Los contenidos Hero son fundamentalmente artículos de blogs, que cuentan con una excelente documentación, estructura, originalidad y atractivo. De nada sirve tener un contenido excelente si no aporta un valor añadido comparado con el de otro blog que aborda el mismo tema, no hay lugar para el copypaste. Estos artículos generalmente rondan las 1.500 palabras o más y aumentan la autoridad de la web/blog que los alberga.

Contenidos Hub: Dosis que enganchan

Frente a los Hero, los contenidos Hub llevan una marcha menos con respecto a sus ambiciones. No cuentan con un trabajo ni una dedicación tan heroica como los anteriores, pero sus propósitos y sus dinámicas son igual de respetables. Estos contenidos tienen mucha más periodicidad y menos longitud comparados con los Hero: no buscan pasar a la posteridad, si no cumplir una función más enfocada a mostrar actividad en un blog, para que ni los usuarios ni los buscadores se olviden de su existencia.

Los contenidos Hub pueden variar de formato: vídeos, infografías informativas o artículos con una extensión entre 400 – 1.000 palabras. Su objetivo puede ser tanto el de informar sobre un tema en concreto o el de simplemente entretener, con el fin de reforzar la imagen de marca, imprimir personalidad o el tono de la empresa. Sin descuidar la importancia a la hora de posicionar en los primeros puestos de los buscadores, estos contenidos buscan más ser compartidos a través de las redes sociales despertando el interés de los internautas, por lo que su estructura y redacción están más orientados al usuario.

Contenidos House Cleaning: Asépticos y directos

Los contenidos House Cleaning cuentan con una estructura similar a los contenidos Hub, diferenciándose únicamente en el enfoque y los objetivos que persiguen. Estos contenidos se orientan en enseñar las ventajas y los beneficios de un producto o servicio de una empresa, con el objetivo principal de promocionarlo. Al tratarse de una finalidad tan específica, un ejemplo claro de ellos son las publicaciones que se centran en explicar el funcionamiento de un servicio, un tutorial o en qué consiste un producto.

El formato que más se ajusta a este tipo de contenidos son los vídeos y las infografías, donde se puede explicar del modo más directo y visual el funcionamiento de determinado producto o servicio. Si se trata de un artículo de texto, su longitud se acercaría más a la extensión de un contenido Hub que Hero, entre 400-1.000 palabras, ya que por su vocación promocional debe primar la brevedad y la claridad a la hora de transmitir la información.

Cómo plantear una Estrategia de Contenidos

No existe una fórmula mágica que se pueda aplicar mecánicamente a un cliente dependiendo de si su talla es S, M o XL; al igual que trabaja un buen sastre, un buen gestor de contenidos debe confeccionar la estrategia de marketing que mejor se ajuste a las medidas de cada caso.

Cada estrategia debe amoldarse a la situación en la que se encuentre un proyecto, a las urgencias que presente y a los objetivos que persiga a corto y a largo plazo. Analizando a través de herramientas SEO la posición en buscadores de la web de una empresa o iniciativa y atendiendo a su plan de negocio y presupuesto, se puede elaborar una estrategia de contenidos viable, conjugando los distintos tipos de contenidos previamente comentados. Sólo con un exhaustivo análisis previo, una planificación correctamente formulada y un ritmo de creación de contenidos bien elaborado se podrán alcanzar los objetivos deseados.

Sin Comentarios (0)

Deja un comentario

 Previous  All works Next